The voice within.

En algún momento del trayecto perdí la fe. No me preguntes como fue, porque sucedió, pero perdí la esperanza. Quizá me perdí a mi misma, lo que me apasionaba, lo que disfrutaba, perdí la confianza, quizá hasta perdí las fuerzas.

Cuando el agujero negro amenazaba con consumirme escuche una voz, una voz profunda que me animo a reencontrarme. Es increíble el poder de una voz, de una canción, de un gesto. Esa voz me ayudo a reencontrarme.  Y aunque aún estoy en proceso de reencuentro, sé que esa voz siempre estará a mi lado, para empujarme hacia la luz de nuevo.

A veces cuanto más oscuro está, más puede brillar la esperanza.