Hoy me levanté mirando al cielo, viendo la lluvia. Esa lluvia que te limpia por dentro, que te moja por fuera, que a veces genera calma y otras tormenta. Curioso el efecto de la lluvia en el poeta, del ambiente gris en la literatura.

Y yo hoy, me he levantado como un poeta sin verso.

Anuncios