Y me quede mirando a la luna, esa luna que nos vió dejarnos llevar. Mantuvimos un dialogo silencioso, en el que solo se escuchaba un “te lo advertí”, mientras una solitaria lágrima recorriendo mi mejilla reflejaba el fulgor de sus palabras.

Y la tontería mas grande es querer volver a caer.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s